Diciembre no es el mismo diciembre

Hace mucho tiempo diciembre era mi mes favorito, mi abuela Zoila había nacido un día 3 y para aumentar su alegría, su nuera Adela había parido también un 3 de diciembre , así es que siempre celebrábamos los dos cumpleaños juntos. Invariablemente había cake, bocaditos y refrescos y además, el puerco asado, porque ¿en qué casa guajira en Cuba se celebran los cumpleaños sin el tradicional puerco asado en la púa?

Mi abuela solía evocar con mucho orgullo y cariño cuando la nuera venía con Adelita en brazos por la serventía, apenas unas horas después de haber dado a luz. Todavía recuerdo aquella sonrisa que iluminaba los ojos verdes más hermosos que he visto, cuando recordaba la sabanita que tapaba a la bebita y que a ella le parecía increíble que hubiese nacido el día de su cumpleaños.

Guardo fotos de algunos de aquellos festejos, donde vestíamos las mejores galas de la familia y se improvisaban intercambios de regalos, mesas en los jardines, flores naturales en cuanto búcaro había por la casa, y donde desbordaba el amor entre los correteos de los muchachos de los once hermanos de mi abuela y de las tonadas del grupo campesino de mi tío Teleforo Acosta.

Hace mucho tiempo diciembre me entristece, el cumpleaños de mi prima Adela ya no se celebra, las comidas se hacen normales ese día 3, ya no hay jarrones adornados y alegría ninguna. Sencillamente mi abuela Zoila ya no está con nosotros. ¡Abuela cuánta falta nos haces a todos en casa!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: