La virgencita de mi abuela Zoila.

La única imagen religiosa que acompañó mi infancia fue la virgencita de mi abuela Zoila. Es una imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, enmarcada en una pequeña placa metálica, de color blanco. Esa imagen estuvo siempre colgada en su antiguo armario de cedro y con espejos en las puertas. La virgencita de mi abuela todavía está en su mismo sitio, al menos el que yo recuerdo desde mi niñez, hace unos 40 años. Ahora está conmigo y me acompaña cada día, escucha mis súplicas y añoranzas y me concede la fe y la esperanza para conducir a mis hijos y ser mejor en las metas de mi vida.

Anuncios

One Response to La virgencita de mi abuela Zoila.

  1. Alicia. Es muy dificil que haya en Cuba alguna casa sin una virgencita del Cobre, pero esas que acompañaron a las abuelas tiene una gracia especial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: